Bienvenidos(as) a la Arcadia. Espero que las películas que aquí encuentres sean de tu gusto. Si quieres consultar algo puedes dejar un comentario en la película correspondiente . Saludos!

AVISO: ESTIMAD@S: ESTE 2016 RETOMO EL BLOG CON NUEVAS PUBLICACIONES.
Aprovecho de avisar que las siguientes películas están sin enlaces, de a poco las iré buscando por la web:
- La piel que brilla
- Tous les soleils
- Alice
- Días de Nietzsche en Turin
- The Man from Earth
-The white diamond
- Le samourai
- La extrañas aventuras de Tom Thumb
- The education of Charlie Banks
- Haxan
- Onibaba
- Sita Sings the blues
- The baby of Macon

domingo, noviembre 26, 2006

EL ENIGMATICO KASPAR HAUSER


Un 26 de mayo de 1828, lunes de Pentecostés, en Nüremberg (Baviera/Alemania), se celebraba el tradicional Ausfulg anual, fiesta en la que los habitantes de la ciudad, sin importar su status social, poblaban las calles bebiendo y cantando sin parar. Parecía que ese día terminaría como todo año anterior, con una gran cantidad de ebrios durmiendo en las calles, y uno que otro accidentado. Sin embargo el suceso del que serían participe los ciudadanos esa tarde de mayo cambiaría sus vidas para siempre.

Lo primero que llamó la atención de la gente en la plaza de Unschlitt fue un muchacho pálido como un cadáver, de 16 ó 17 años, de postura encorvada, mirada deslumbrada, con la mandíbula colgante y aspecto simiesco, que se movía como un animal acorralado. Su ropa andrajosa tenía restos de seda, lo que indicaba que había sido buena en su momento, de sus botas asomaban unos dedos hinchados y ensangrentados producto de los clavos y herraduras que las reforzaban debido a que eran mucho más pequeñas que sus pies. En su mano derecha apretaba una carta y balbuceaba sin parar un idioma ininteligible para los espectadores.

Cuando un zapatero se le acercó, el muchacho le entregó, sin dejar de balbucear, la carta que tenía en su mano.

La carta sin firmar, estaba dirigida al Capitán de caballería del 4º escuadrón de regimiento Nº6 “Friedrich Von Wessing”, y decía que el chico había nacido el 30 de abril de 1812, y que “debía ser jinete militar”. La carta concluía con el mensaje: "si no acepta usted tenerlo, mátelo a golpes o cuélguelo de un árbol".

Cuando por fin fue llevado al regimiento y mientras esperaba al capitán, el chico demostró las primeras reacciones producto de alguien que ha estado aislado del mundo: Cuando miró la llama de una vela intentó tomarla dando un agudo grito al quemarse, del mismo modo se aterró al ver oscilar el péndulo de un reloj, y además casi se desmaya al probar el jamón y la cerveza que le ofrecieron. Pero lo que si comió de manera voraz fue el pan negro y el agua que le ofrecieron.

Si bien balbuceaba algunas palabras (llamaba caballo a cualquier animal, y chico a todas las personas), escribió decididamente, cuando le pasaron un lápiz su nombre: "Kaspar Hauser", fuera de eso respondía "no sé" a cualquier pregunta que le hacían.

Frente al capitán balbuceó: "Quiero ser soldado como mi padre".El capitán molesto frente a la mudez de Kaspar, opinó que se trataba de un imbécil y lo envió a la prisión de Lunginsland.

Algunos días después del interrogatorio, el medico oficial del tribunal civil de Nüremberg presentó un informe en el que decía: "El chico no es un retrasado mental ni un loco, sino alguien que ha sido separado por la fuerza y con la mayor crueldad del resto de la sociedad".Para ese entonces la noticia de "el muchacho venido de ninguna parte", que es como se le conocía, había recorrido hasta el último rincón de la ciudad, y más tarde toda Europa.

La gente se agolpaba frente a la celda, como si de un espectáculo de circo se tratara, para observar al chico y poder comprobar, lo que dijo el carcelero al diario local: "Kaspar permanece horas sentado e inmóvil, sin mover un solo músculo. No camina y le molesta la luz, por el contrario, en la oscuridad ve y se mueve como un gato".

A Kaspar le gustaba jugar con un caballo de cartón, además defecaba en su celda sin importarle la mirada de la muchedumbre que iba a verlo, se comportaba como un niño pequeño, mirando detrás de un espejo para ver quien se ocultaba allí y no diferenciaba entre un objeto inanimado y otro vivo.

Cuando al fin fue liberado y puesto al cuidado de un maestro, ocurrió algo inexplicable, en sólo 6 semanas el analfabeto Kaspar sabía leer y escribir como cualquier muchacho de su edad, y al cabo de un tiempo (7 de julio de ese año), escribió un relato sobre su extraña y solitaria infancia.

Según su relato siempre estuvo prisionero en una habitación minúscula, más bien un pequeño calabozo en el que no podía estar de pie, donde no había luz, ni sonido, Dormía en un colchón de paja, y cuando despertaba encontraba una jarra gris y un pan negro, de vez en cuando su agua tenia un sabor amargo. Esto lo hacía dormirse, y cuando despertaba se encontraba aseado y cambiado. Tenía 3 juguetes: dos caballos y un perro de madera, con los que jugaba todo el día adornándolos con cintas.

Su único contacto que tuvo con otra persona fue cuando un hombre entraba a su calabozo, se sentaba a su lado tomaba papel y lápiz, escribía su nombre y lo instaba a copiarlo, manera por la cual aprendió a escribir su nombre. Una vez el misterioso hombre lo sacó de su celda le enseño a caminar y a decir algunas palabras y lo soltó en Nüremberg. Kaspar nunca se sintió feliz o triste, dolorido o cansado. En conclusión, Kaspar según sus recuerdos fue encerrado cuando tenía tres años , permaneció ahí entre 12 y 13 años, hasta que lo soltaron.

Luego de su relato Kaspar se transformó en una celebridad, acaparando la atención de juristas, teólogos y pedagogos, en donde destaca su mentor y representante Anselm Von Feuerbach, quien sospechaba que Kaspar era el príncipe de la corona de Baviera, y que había sido sustituido por un niño que moría días después del nacimiento (La creencia popular sostenía que Kaspar era hijo ilegítimo de la casa real de Baden, raptado y mantenido encerrado a favor de otro heredero).

Con el tiempo Hauser siguió educándose y adquirió conocimientos de filosofía, latín y ciencias.

En octubre de 1829, bajo la tutela del filosofo George Daumer. Kaspar fue encontrado inconsciente en el piso de la bodega de este, sangrando de un feroz tajo en la frente. Al despertar declaró que un sombrío enmascarado con guantes de cuero había intentado acuchillarlo. Pero las autoridades no le creyeron. “La herida se la pudo haber causado el mismo”,declararon.

Durante los 3 años siguientes a cargo de un excéntrico Lord ingles el señor Stanhope. Kaspar fue bautizado protestante y paseado por las cortes europeas. Por último pasó a manos de Johann Meyer , quien tuvo una aversión hacia Kaspar desde el comienzo.

Concluye esta historia un frío día invernal. El sábado 14 de diciembre de 1833, Kaspar fue a sus lecciones religiosas a las 8:00 AM .

Momentos antes de las 3 PM, 2 personas vieron a Kaspar caminando solo hacia el parque de Hofgarten. El viento era muy frío y ventoso. El trabajador José Leich lo vió más tarde caminar en el parque junto con un hombre extraño, él describió al hombre como de 40 años, alto con una barba y bigotes oscuros, con una capa azul y sombrero negro redondo.

A las 3:30 PM la campana sonó en la casa de Meyer. Cuando abrieron la puerta Kaspar se desplomaba presionando con sus manos el lado izquierdo de su pecho, el profesor vió que Kaspar sangraba levemente y le preguntó si había sufrido algún accidente en el parque, Kaspar cabeceó, y jadeando al respirar dijo que en la plaza de Ansbach un hombre le preguntó su nombre, le aseguró saber quien era su madre, le entregó una cartera con papeles y luego lo apuñalo. Luego Kaspar se durmió y Meyer lo arrastró hasta una cama. Pese a que Meyer sospechaba que Kaspar había inventado todo y se había autoherido , este no cambió su historia. Un guardia fue al lugar donde lo apuñalaron y encontró la cartera, pero ningún rastro del autor del crimen.

La cartera contenía un misterioso mensaje redactado al revés, para ser leído ante un espejo, que decía: Hauser miente...se escapo y...en la frontera de Baviera...sobre el río...me llamo MLO.

Kaspar agravó y murió en agonía el 17 de diciembre de 1833 en Ansbach, Franconia (Alemania), debido a una pleuritis bacteriana y pericarditis causada por el dedo contaminado del doctor que sondeaba lo profundo de la herida, no sin antes repetir constantemente: “yo no fui, juro que no lo hice”. Los colegas de Feuerbach abrieron el caso y hasta hubo pleito por injurias a los nobles de Baviera. Pero la tesis de que Kaspar era un vástago real nunca se logró probar, pero lo que si se puede afirmar es que la vida de los habitantes de Nüremberg nunca volvería a ser la misma.

Más info en:

-Wikipedia

-(libro) “Gaspar Hauser” (1838), Escritor Francés S Franzosen Adolphe Phlippe Dennery

-(libro) “los grandes pretendientes: Las historias verdaderas detrás de los misterios históricos famosos con nuevas hipótesis”, Enero Bonderson.

-(novela) “Caspar Hauser oder die Trägheit des Herzens” (Caspar Hauser o la inercia del corazón) de Jacob Wassermann (1908)

-(drama) “Kaspar”de Peter Handke

-(cine) “Jeder für sich und Gott gegen alle” (Cada uno por su parte y Dios contra todos) de Werner Herzog

-(cine) “Kaspar Hauser – Verbrechen am Seelenben Menschen” (Kaspar Hauser – crimen contra el espíritu de una persona ) de Peter Sehr (1993)

Se conoce como el síndrome de Kaspar Hauser cuando un niño crece durante mucho tiempo sin afecto paternal e incluso contacto con otras personas.


Rodrigo Leal.

4 comentarios:

  1. Hola Rodrigo!
    Por casualidad vi en la tv un especial sobre Kasper y me interesó tanto que trato ahora de saber lo más que se pueda de él. Tu blog lo hace ver más humano y cercano, ¡gracias por eso!Sé que escribió poesía. Acaso tú sabes cómo se llama el libro (si es que se publicó algo sobre ello)? Te agradecería infinitamente la información.
    Atte: Elvia Schamp (Noruega)

    ResponderEliminar
  2. que tal Elvira. Sobre Kaspar Hauser y sobre lo que escribió no tengo información, solo te quedaría buscar en una de las tantas biografías sobre el tema, yo conseguí en una feria de libros usados la versión de Wassermann pero por mi trabajo y por lo que estudio no me ha quedado mucho tiempo de leerla. Además tienes la película de Herzog "El enigmático Caspar Hauser" bastante buena.
    Y acá te dejo un link de un articulo en inglés sobre un investigador que plantea otras respuestas al enigma: http://www.forteantimes.com/features/articles/137/kaspar_hauser.html
    Espero que te sirva, saludos!

    ResponderEliminar
  3. Cuanta miseria humana debe tener alguien que abandona así a una persona siendo aun niño, los progenitores son unos bárbaros en
    casos como este y el de muchos, que perdieron a sus padres en guerras, que nadie en su sano juicio desea, en esos crímenes son miles los niños huérfanos, asesinados o mutilados de por vida,
    debería hacerse cargo el gobierno invasor, que destruye todo por puro egoísmo, mientras que el resto de la naciones no se involucran
    por cobardía o miedo a represalias. Fdo. Juan Sebastiano Mastropiero

    ResponderEliminar